¿Para qué sirve un historiador?

“El buen historiador es como el gigante del cuento de hadas. Sabe que donde sea que capta el aroma de la carne humana, allí se encuentra su presa”-Marc Bloch (The historian Craft)

Piensa en grande y acertarás

No existe la Historia sin historiadores, y existen tantas versiones del discurso histórico como personas que se dediquen a estudiar el pasado, un tiempo perdido e inabarcable que solo llega a nosotros a través de los fragmentados, y en ocasiones descontextualizados, restos materiales e inmateriales.

El historiador es aquel afortunado que desde la ventana del presente observa una inmensidad de vestigios que dan fe de un largo camino recorrido y que sostienen lo que conocemos como actualidad. Es aquel intermediario entre una parte de la humanidad ya perdida y otra que avanza hacia el futuro para, inevitablemente, convertirse en pasado. Como señala Edward Hallett Carr, la historia no es más que:

“Un proceso continuo de interacción entre el historiador y sus hechos, un diálogo sin fin entre el presente y el pasado” (en ¿Qué es la historia?)

Por tanto, el historiador realiza un importante trabajo de relectura, búsqueda y selección del material que le conviene para crear una narrativa subjetiva acorde a sus intereses y punto de vista de la vida. Aunque lo suficientemente creíble y justificado para que el resto de los mortales, que no acceden a esa ventana, la puedan considerar, falsamente, objetiva.

Sobre esos pasados que (re)elaboran los historiadores se justifican tradiciones o se aboga por la innovación, para lo que se seleccionan aquellos discursos que mejor se ajustan a la finalidad del momento. Las sociedades y los valores cambian, y junto a ellos la forma de escribir historia. Las nuevas generaciones no son el futuro como se suele decir, son su propio presente, y por tanto, ven y seleccionan el pasado que más les conviene, plasmándolo en los medios que más se ajusten a su tiempo, y con los que puedan llegar a más gente, que sin ser libros o artículos deberían ser igual de válidos e importantes.

“Cuando los historiadores y los filósofos quieren hacer una clara distinción entre el pasado y el futuro, como hacen algunos, nadie más les seguirá”-Eric Hobsbawm en Sobre historia p.58

Todos pueden ser historiadores si, como Marc Bloch, tienen la vocación y paciencia suficiente para enfrentarse a esta disciplina con todas sus paradojas y alegrías.

2 comentarios sobre “¿Para qué sirve un historiador?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: