¿Qué se esconde detrás del discurso sobre la Edad Media?

Hoy en día, todavía para muchos referirse a la Edad Media es hablar sobre una época tenebrosa que asoló Europa entre la magnificencia de la Antigüedad Clásica y la erudición de la Edad Moderna. Equivocadamente, se suele relacionar con un periodo de estancamiento y retraso en todos los campos, sobre todo en la ciencia, la tecnología y las artes. Sin embargo, esta idea no podría estar más lejos de la realidad, siendo una cuestión contra la que los medievalistas han estado luchando durante décadas. Pero, ¿cuándo y cómo se ha forjado este mito del medievo como “edad oscura”?

Como hemos visto en otras entradas como: Religión y la identidad bélica española y ¿Para qué sirve un historiador?, la visión que tenemos del pasado es la construcción realizada por los distintos historiadores y corrientes historiográficas, con el fin de componer un discurso que cumpla con un fin concreto. La fabricación de la oscura Edad Media se inicia con el Humanismo del siglo XV, que solo considera válidas las ideas y el pensamiento de las sociedades clásicas, que según los humanistas habían quedado sepultadas durante todos los siglos que duró el medievo hasta que ellos las recuperaron. Esta visión se ve reforzada durante la Ilustración. Posteriormente, hay dos historiadores destacados que marcan la mitificación y desmitificación de este periodo, que son: Jacob Burckhardt y Jacques Le Goff respectivamente.

Mitos sobre la Edad Media – Elcubildepeter

Jacob Burckhardt fue un historiador del arte del siglo XIX marcado por el sentimiento romántico germánico de su época, que se ve reflejado en sus obras y en la forma de pensar sobre el pasado. Entendía la historia de forma lineal, compuesta por la polaridad de momentos de tranquilidad (sin evolución) y de crisis, que llevaban a la catarsis y el florecimiento de la cultura, término que solía relacionar con el concepto de espíritu (seguramente debido a su contexto académico y personal). De este modo, es especialmente conocido por ser el padre del Renacimiento, siendo su obra más destacada Die Kultur der Renaissance in Italien (La cultura del Renacimiento en Italia), obra de referencia todavía en la actualidad.

Para exaltar el Renacimiento como movimiento autónomo, hasta entonces incluido en el marco del medievo, necesitaba resaltar las diferencias entre el periodo medieval, en términos de Burckhardt de “tranquilidad”, y el Renacimiento, momento de “crisis”, del renacer de la cultura clásica y el desarrollo en todos los ámbitos, creando así la polaridad entre la oscuridad de una época sin cambios importantes y la luz del rápido progreso que vino después. De esta manera, en el discurso de Burckhardt se puede ver una profunda subestimación de la Edad Media en favor del Renacimiento, y siendo este historiador una referencia en su disciplina no es extraño que este pensamiento, en el que se ensalzaba el Renacimiento en detrimento del medievo, haya subsistido durante tanto tiempo después de su muerte. No obstante, durante el siglo XIX no solo existía esta imagen oscura de la Edad Media, los escritores románticos de novela histórica se dedicaron a idealizarla, siendo el escenario preferido para evadirse en sus escritos, lo que crea una mitificación positiva del periodo.

Por su parte, Jacques Le Goff, historiador francés especializado en los siglos XII y XIII, dedicó gran parte de su trabajo a devolverle el valor a esta época que durante mucho tiempo se había entendido como un simple paréntesis que dividía la Antigüedad Clásica y la Edad Moderna, escribiendo importantes libros como Por otra Edad Media (1978) o Heroes and Marvels of the Middle Ages (2004). Pero no solo quería luchar contra los estereotipos impuestos a esta época a nivel académico, sino que pretendía divulgar esta noción y asentar en el imaginario colectivo la importancia de este periodo tan desfavorecido por la visión ilustrada y romántica. Con este fin, publica libros como La Edad Media explicada a los jóvenes, en el que desmonta de manera divertida y simple la imagen tanto positiva como negativa que se había construido en torno a esta época.

Como vemos, la noción que tenemos del pasado está estrechamente ligada al momento histórico en el que nos encontremos y en el que se haya escrito la historia, que irá variando según pase el tiempo para adecuarse a los nuevos intereses e intenciones. De esta manera, sólo cabe preguntarnos qué buscamos y qué memoria creamos en este momento de la historiografía, en la que prima la búsqueda de la amplitud de escenarios, sujetos e interdisciplinariedad en la Historia, para intentar darle un significado más completo y cercano a la objetividad de los sucesos. Aunque está creando otros mitos y otras imágenes que no tienen por qué ser indiscutibles, sino que responden a la inclinación de la disciplina y de la sociedad actual.

Referencias

http://www.kirroyal.es/jacob-burckhardt/

http://minius.webs.uvigo.es/docs/15/11.pdf

http://commediadoc.blogspot.com/2009/07/la-cultura-del-renacimiento-en-italia.html

https://elpais.com/cultura/2014/04/05/actualidad/1396733962_705934.html

La Edad Media explicada a los jóvenes – libro de Jacques Le Goff

Un comentario en “¿Qué se esconde detrás del discurso sobre la Edad Media?

  1. “sólo cabe preguntarnos qué buscamos y qué memoria creamos en este momento de la historiografía” Algo que todos deberían leer, da que pensar. Muy interesante y muy bien escrito! Gracias

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: